{"multiple":false,"video":[]}

Parlamentarios que llegan a la mitad o a la final de una sesión parece ser una conducta habitual en el Congreso en Valparaíso, algo con lo que el diputado RN Gonzalo Fuenzalida quiere terminar en forma definitiva.

Por eso, según informó radio Cooperativa, presentó un proyecto para castigar con 45 mil pesos a los parlamentarios que lleguen atrasados al trabajo de sala, evitando así que algunos se incorporen solo al final de las sesiones donde se discuten temas relevantes para el país.

Actualmente, según precisó el mismo medio, sólo se castiga con una multa de 90 mil pesos a quienes se ausenten injustificadamente de las sesiones, una medida insuficiente a juicio del legislador de Renovación Nacional.

“Aparece como razonable establecer un mecanismo de desincentivo para que los miembros de la corporación no lleguen durante los últimos períodos de la sesión respectiva”, señaló Fuenzalida sobre la moción fue ingresada el jueves de la semana pasada y que es apoyada por los diputados de su misma tienda política Andrés Longton y Alejandro Santana.

Tags:

Deja tu comentario