{"multiple":false,"video":[]}

Las protestas contra el coste de la vida en Irán continúan por quinto día consecutivo y ya se han cobrado la vida de once personas mientras que otras 300 han sido detenidas a pesar de los llamamientos a la calma del presidente iraní, Hasán Rohaní, y de que se restringiera la actividad de las redes sociales.

Un policía iraní murió hoy en un tiroteo durante las manifestaciones de protesta en la ciudad iraní de Nayaf Abad, en la provincia de Isfahán, informó la agencia local de noticias Tasnim.

Otros tres agentes resultaron heridos a causa de los disparos de uno de los manifestantes, según la misma fuente.

Rohaní dijo hoy que los enemigos de Irán azuzaron a ciertos grupos para promover incidentes porque no toleran los “éxitos” que Irán ha obtenido con el acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 con el G5+1 y en sus medidas contra el terrorismo en la región.

El presidente iraní reiteró el derecho del pueblo a criticar y protestar pero afirmó que “hay que elegir la manera y la vía legal para expresarse”.

Asimismo el Parlamento iraní acusó hoy a Israel, Estados Unidos y Arabia Saudí de fomentar los disturbios generados en las manifestaciones que se han producido.

Desde el sábado, tercer día de las protestas, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha publicado varios mensajes en su cuenta de Twitter en los que ha criticado a las autoridades iraníes.

Trump publicó hoy que “el gran pueblo iraní ha sido reprimido durante muchos años. Están hambrientos de comida y libertad. Junto con los derechos humanos, la riqueza de Irán está siendo saqueada. ¡ES HORA DE UN CAMBIO!”, agregó.

 

 

Tags:

Deja tu comentario