{"multiple":false,"video":{"key":"csaEOj7UmTyuchvn35933","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Tras la renuncia de toda la conferencia episcopal, la iglesia chilena está viviendo un verdadero e histórico remezón que la mantienen en el centro de la contingencia mundial, esto, luego de conocerse el detalle de los escándalos sexuales con 14 sacerdotes en Rancagua.

En medio de este escenario se ha propuesto un proyecto de ley para terminar de los beneficios con los que gozan los obispos, entre ellos, el fuero judicial.

“Este proyecto lo presenté el año 2015 con el objeto de eliminar dos normas que son un resabio de 1902. En que se eximen a las autoridades eclesiásticas de comparecer a los tribunales civiles, sea como testigo o para confesar”, expresó René Saffirio, diputado impulsor del proyecto.

Saffirio, además, denunció que la noche del viernes 18 de mayo, recibió una llamada del obispo Héctor Vargas quien le expresó de manera agresiva, insultante y molesta, sobre la presentación de este proyecto.

 

Tags:

Deja tu comentario