{"multiple":false,"video":[]}

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont abandonó la prisión de Neumünster, en el norte de Alemania, donde ingresó el pasado 25 de marzo tras ser detenido en aplicación de la “euro orden” dictada por España.

Ante decenas de periodistas y reporteros gráficos, Puigdemont salió del centro penitenciario acompañado de sus abogados y agradeció las muestras de apoyo y solidaridad recibidas en los últimos días.

Poco antes la Fiscalía General de Schleswig-Holstein informó de que Puigdemont había presentado la fianza de 75.000 euros que le impuso la Audiencia Territorial de ese estado federado para dejarlo en libertad, según informó EFE.

El ex presidente autonómico comunicó también a la Fiscalía el lugar en el que va a residir en Alemania mientras el tribunal estudia su entrega a España por malversación de fondos públicos, después de descartar el delito de rebelión.

A la prisión se acercaron también una veintena de simpatizantes y el empresario catalán Josep María Matamala, amigo personal del ex presidente de la Generalitat y una de las personas que le acompañaba en el coche con el que entró en territorio alemán, cuando fue detenido.

Tags:

Deja tu comentario