{"multiple":false,"video":{"key":"yd7k4E0EwtK","duration":"00:08:24","type":"video","download":""}}

El tiroteo ocurrido durante la tarde de este domingo en Reñaca impactó a los más de 5 mil de manifestantes que a esa hora participaban de una pacífica protesta en la playa.

Gracias a la numerosa cantidad de videos grabados por testigos, la Policía de Investigaciones (PDI) logró dar con la identidad del tirador.

Se trata de John Cobin, un estadounidense de 57 años radicado en Chile quien, según la Fiscalía Regional, fue detenido en su casa para este lunes ser formalizado por homicidio frustrado.

Fue el mismo Cobin quien a través de un streaming por YouTube se atribuyó la autoría de los hechos, asegurando que actuó en defensa propia.

Lee también: Último informe del INDH arroja 2.009 lesionados y 197 casos de personas con heridas oculares

“John Cobin aquí, la voz libertaria. La PDI está aquí en mi casa y me están arrestando”, comienza la transmisión.

El hombre continúa su relato señalando que, cuando ocurrió el hecho, se encontraba de vuelta del campo de tiros en donde practicó con su arma. Según su testimonio, el arma la posee legalmente.

Asimismo, aclaró que también tiene la licencia legal para transportarla por la ciudad.

“Cuando pasaba por el centro de Reñaca, pasé junto a la playa y mientras lo hacía, mi auto estaba rodeado de una turba de gente que comenzó a mover el auto mientras manejaba cuidadosamente. No iba rápido y no iba a pasar por encima de nadie, pero no me iba a quedar y dejar que le hicieran algo a mi camioneta”, sostiene el acusado.

Lee también: INDH presenta querella contra Carabineros y exige poner fin al “uso indiscriminado” de escopetas antimotines

“Y cuando hice eso (avanzar), ellos comenzaron a golpear y atacarme, así que para poder defenderme saqué mi arma y la cargué y me preparé para ser atacado”, complementa.

Según su testimonio, disparó en cuatro ocasiones y es consciente de que hirió a un hombre, sin embargo, sentencia que no hizo nada malo.

“Tuve miedo por mi vida al ser atacado por una turba violenta (…) Por suerte tenía mi arma para defenderme y con el segundo tiro pude asustarlos y poder volver al auto rápidamente para poder salir de ahí”, asevera Cobin.

“Pinochet fue un héroe”

El estadounidense fue entrevistado en dos ocasiones por The Clinic, medio que perfiló a la autodenominada “persona más neoliberal” de Chile.

Militó en la Liga del Sur, una agrupación que promueve un retorno a la tradición conservadora cristiana y que figura como supremacista blanca, sin embargo, Cobin es enfático en señalar que eso no es cierto y aclara que él no es racista.

Llegó por primera vez a Chile en 1996, se casó con una chilena e hizo clases en la Universidad Andrés Bello, desde donde señalan que ya no es parte.

Lee también: Blumel sobre Carabineros y el uso de balines: “Lo que corresponde es exigir el cumplimiento estricto”

En la primera entrevista, realizada en 2013, el norteamericano, quien es evangélico, aseguró que pretendía traer a todos libertarios y neoliberales al país, ya que tenía un proyecto en Curacaví llamado “Vergel Libertad”.

“Es un sueño traer 400 o 500 familias conservadoras en lo social, mayormente, millonarios y multimillonarios, a favor de la vida, de los matrimonios normales y en contra del aborto. Hay mucha gente interesada de Estados Unidos, Canadá, algunos en Australia y en Europa occidental”, sostuvo en esa época.

Cobin, quien ha escrito más de mil columnas para distintos medios en Chile, apunta a que “Pinochet fue un héroe en términos de eliminar el comunismo”. Mientras, sostiene que “el comunismo es una plaga horrible. Ha destruido la vida de millones de personas en la historia. No sólo no sirve para los pobres, sino para enriquecer a los políticos y pequeños grupos”.

Lee también: Ossandón insta a “retomar” proceso constituyente iniciado bajo el gobierno de Bachelet

Asimismo, se identifica como amigo de los Chicago Boys, quienes lo ayudaron para insertarse laboralmente en Chile y desarrollar algunos proyectos.

“No puedo dejar de mencionar y agradecer de manera especial a Álvaro Vial, quien incluso fue el aval que permitió arrendar mi primer departamento en 1997, Harald Beyer, Cristian Laurroulet, y más adelante en 2008 Francisco Labbé, entre otros. Mencionar a estos nobles hombres no es decir que obtuve trabajo por pituto o favoritismo”, sostiene Cobin.

“Pablo Baraona, Hermógenes Pérez de Arce y el súper-libertario Álvaro Bardón se pusieron casi como mis fans en ayudarme ser “un chileno más” y emblemático (¿o enigmático?) de un libertario que creían en todo lo económico que hicieron en Chile bajo Pinochet y que mostraba su preferencia a vivir en estos confines en vez de los “fabulosos” Estados Unidos”, aseguró en su segunda entrevista en The Clinic, la cual fue publicada en abril del año pasado.

Tags:

Deja tu comentario