{"multiple":false,"video":{"key":"cooDNkPQQHFCchvn4254","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Vecinos de Valparaíso aseguran estar cansados de la bulla y los desórdenes que cada noche se toman la Plaza Aníbal Pinto y Calle Cummings, en el centro de la ciudad, donde llegan alrededor de 2.000 personas a seguir celebrando después de la fiesta, más conocido también como After Hour.

Debido a la agresividad de los festejantes, que lanzan botellas, insultos y golpes a Carabineros, éstos deben ingresar al lugar con Fuerzas Especiales, ya que de otra manera no logran calmar el desmedido carrete porteño.

Deja tu comentario