Este martes 11 de septiembre se cumplen 45 años del golpe de Estado ocurrido durante el Gobierno de Salvador Allende y liderado por Augusto Pinochet.

Al recordar al ex dictador es inevitable pensar en su compañera de vida, Lucía Hiriart.

Te puede interesar: Corte Suprema ratifica la confiscación de los bienes y valores de Pinochet

Pinochet e Hiriart estuvieron casados desde 1943 y por más de 60 años. Durante su matrimonio nacieron cinco hijos y todos pensarían que tenían una relación ideal, pero lo cierto es que varios biógrafos y escritores concuerdan en que Augusto tuvo relaciones paralelas, e incluso dicen que su verdadero amor habría sido realmente Piedad Noé.

¿Quién es Piedad Noé?

De acuerdo a lo publicado por los periodistas Claudia Farfán y Fernando Vega en “La Familia: historia privada de los Pinochet”, Piedad era ecuatoriana, liberal, pianista y separada. Conoció a Pinochet en Quito, cuando era profesor en la Academia de Guerra entre 1956 y 1959.

En esos años vivieron junto a Lucía y sus tres hijos -que tenían hasta ese entonces- en Ecuador para cumplir con la misión diplomática.

Te puede interesar: Andrés Allamand: “Nunca le tuve mucha simpatía al general Pinochet”

Según consignó Biobiochile, la periodista y autora de “Doña Lucía, biografía no autorizada de la exesposa del general”, Alejandra Matus, comentó que la relación entre Pinochet y Noé “hubiese tenido futuro si el militar hubiese abandonado su carrera y se hubiese quedado en Ecuador”.

Por otra parte, el medio colombiano El Espectador, describe a Noé como una mujer de cabello castaño y ojos claros que le habría robado el corazón al dictador y con quien se mantuvo en contacto hasta los últimos años de su vida.

El romance comenzó en uno de los tantos eventos que se realizaban con miembros de la Academia de Guerra y “la crema y nata de la sociedad ecuatoriana”, comentó Farfán al citado medio.

Según la periodista, y según ha corroborado la prensa argentina, el oficial chileno y la pianista ecuatoriana se enamoraron perdidamente durante un evento en el salón principal del lujoso hotel de Quito.

Te puede interesar: Lavín sobre Pinochet: “Éramos fanáticos, no veíamos lo que pasó”

Al lugar llegó Pinochet del brazo de Lucía Hiriart, bailaron como de costumbre hasta que una melodía de Bach tocada por Piedad, hizo que el entonces enviado en misión diplomática se enamorara perdidamente.

Según agrega el archivo de prensa, posteriormente tuvieron múltiples encuentros en lugares apartados de la capital ecuatoriana y eso fue posible gracias a que el fallecido dictador dejó de asistir a reuniones sociales.

Fernando Vega comentó a El Espectador que el romance fue tan real e intenso que tuvo repercusiones en su relación con Lucía. “Por poco hace naufragar el matrimonio, situación que pudo haber cambiado la historia de Chile”, detalló

Quienes también profundizaron en esta historia desconocida, fueron Mónica Echeverría y Patricia Lutz, autoras de “Insaciables”, donde retrataron a la familia Pinochet con personajes ficticios.

En conversación con The Clinic, sostuvieron que Piedad fue su gran amor y que se escribieron hasta que ella falleció. Además, se aseguró que hubo personas que vieron llorar con desconsuelo al exgeneral cuando Noé murió en la década de los 80.

Según detalló Biobiochile, Alejandra Matus llegó a la conclusión, tras sus indagatorias, de que esa época fue la peor para Hiriart, quien al enterarse de la infidelidad de Pinochet, regresó a Chile con sus hijos Lucía, Augusto y Verónica.

La separación formal nunca se produjo, Lucía Hiriart perdonó los adulterios y, según aseguró Patricia Lutz en una entrevista, Pinochet habría tenido varias amantes de las que pocas fueron descubiertas, ya que hacía grandes operativos para mantener sus secretos ocultos. Sus asesores habrían ayudado en esta tarea planificando con cuidado cada una de sus salidas.

Matus reveló que el ex dictador era infiel y que podía fácilmente tener amantes en Arica, Concepción y Punta Arenas, al mismo tiempo. Sus escoltas eran sus aliados y a quienes también se les proveía de mujeres.

La leyenda sobre el sexto hijo

Un reconocido médico de Quito, Fabián Guarderas, aseguró haber conocido a Piedad a través de su amistad con el supuesto hijo del entonces militar, a quien identificó como Juan, nacido entre 1956 y 1959.

El profesional de la salud afirmó lo anterior al medio El Comercio, en el que además contó las vivencias escolares que compartió con el hijo de Noé, cómo era su casa y aseguró también haber visto cartas entre Pinochet y Piedad.

Te puede interesar: La carta de Piñera a 45 años del Golpe: “La democracia no terminó por muerte súbita ese 11 de septiembre”

Guarderas agregó que Juan sería idéntico al ex dictador y que incluso habría estado dispuesto a hacerse un examen de ADN. A pesar de lo anterior, el médico no ha mostrado ningún antecedente que compruebe la existencia de Juan. Al respecto, Alejandra Matus ha desmentido la versión del ecuatoriano y aseguró además que, según su investigación, Piedad Noé no tuvo hijos.

Su vida a la pantalla

Tan sabrosos son los detalles de la vida oculta del ex general, que la productora Invercine y Wood informó que preparan la serie en donde mostrarán recreados estos diversos hechos y también cómo llegó a ser tan poderoso en Chile durante 17 años.

Te puede interesar: El trailer de la película que recrea el bombardeo a La Moneda

Según consignó La Tercera, el elenco estará compuesto por Alejandro Goic (Augusto Pinochet), Paulina García (Lucía Hiriart) y Antonia Zegers en el rol de Piedad Noé.

Tags:

Deja tu comentario