{"multiple":false,"video":{"key":"crK5jXyHCbKychvn33746","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

De acuerdo con un estudio realizado por el Consejo por la Transparencia, uno de cada tres chilenos valida el “pituto” para acelerar distintos trámites en el sector público. Ante esto, solo durante el 2017 se registraron más de un millón y medio de trámites realizados saltándose el conducto regular.

Esto deja ver una situación que es innegable y poco sorpresiva dentro de nuestro país, que se extiende en ámbitos de trabajo y trámites cotidianos, sin embargo, eso no quiere decir que sea lo correcto.

Según el estudio donde fueron consultadas 2.855 personas, de los cuales 1.327 son funcionarios públicos, el 63% señaló que se apega al protocolo, mientras que el 29% decide o avala utilizar contactos para acelerar el procedimiento.

Cabe destacar que, en comparación a épocas anteriores, esta es una práctica que es vigilada por organismos que antes no existían (Consejo por la Transparencia), a fin de evitar que el sistema público se corrompa.

 

 

Tags:

Deja tu comentario