{"multiple":false,"video":{"key":"cr4p8BRHxQLSchvn31546","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En 2015, una niña de 13 años que estaba bajo la tutela del Sename falleció esperando un trasplante al corazón, luego que la Red Christus UC se negara a integrarla a la lista de espera de órganos.

La menor -identificada como Daniela Belén Vargas- padecía de una insuficiencia cardiaca, razón por la que su madre decidió dejarla bajo el cuidado de un centro del Sename.

Luego que la menor fuera evaluada por el centro clínico de la UC, el comité de ética informó que no sería ingresada a la lista debido a su “precariedad familiar, social y personal de la paciente”, argumentando que no tendría los cuidados necesarios posteriores a la operación.

El psiquiatra Rodrigo Paz aseguró que esto no se trata de una negligencia, sino de una política del Ministerio de Salud con los menores del Sename.

El profesional expuso el caso de una menor que estaba internada en el Sename, cuya madre presentó un recurso de protección, y finalmente fue trasplantada en el Hospital Sótero del Río.

 

Tags:

Deja tu comentario