Es un conejo, pero nada tiene que ver con el de Pascua. Hablamos de Ruffus el que no tenía idea de lo que se iba a encontrar mientras escarbaba la tierra del patio de un hogar, como tantas veces lo había hecho antes.

Se trata de un proyectil para un cañón ligero, el que estaba a tan sólo 10 centímetros de profundidad en el terreno de una casa en la comuna de Las Condes.

Tras ser desenterrada la munición de artillería, fue un niño de 8 años el que terminó de sacarlo de la tierra. La familia vive en la casa hace 3 años.

Lee también: “No sean llorones, no es pa’ tanto”: La respuesta de Pablo Schwarz a las críticas por sus dichos sobre Iquique

Luego del asombro, efectivos de Carabineros llegaron hasta la casa y confirmaron que se trataba de una munición de calibre 40 milímetros y de 60 centímetros de largo.

Esta curiosa situación fue dada a conocer por el propio alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, a través de su cuenta de Twitter.

Ruffus se llama el conejo. El hoyo que hizo tiene 10cm aprox. La pieza de artillería tiene 60cm, cañón ligero“, escribió.

Actualmente, el GOPE de Carabineros ya trabaja en el sector para dar con el origen del proyectil y cómo este llegó hasta el lugar.

Tags:

Deja tu comentario