{"multiple":false,"video":{"key":"csm5115eIFvgchvn37537","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Casi 15 mil pacientes murieron durante 2017 producto de las listas de espera en el sistema público de salud. De ellos un gran porcentaje corresponde al Plan Auge, dejando en evidencia el precario y preocupante panorama que se vive a nivel nacional.

Personas fallecidas en una camilla, pacientes que denuncian esperas de incluso un año o más para acceder a una cirugía que, incluso, podría salvarles la vida.

La cifra oficial señala que 14.695 personas perdieron la vida debido al saturado sistema de salud, que echa mano a estas listas de espera para poder combatir la demanda por especialistas, quirófanos y un trato digno.

Una realidad dramática y devastadora, cuyas últimas cifras señalan que el año pasado 12.750 personas murieron mientras esperaban una atención no vinculada al Auge, 372 personas estuvieron pendientes en listas de espera Auge y en otra no relacionada al plan, mientras que 1.573 personas estaban en la lista de enfermos retrasados.

Un caso grabe fue el del hijo de María Arriagada, fallecido hace dos años producto de un cáncer al riñón, tiempo que esperó por una atención médica que nunca llegó.

Una realidad que ahora se traslada a su persona, ya que también padece de cáncer y una espera de un año por atención.

Desde el Colegio Médico indicaron la necesidad urgente de un plan de reforzamiento del sistema público. Así lo señaló Izkia Siches, presidenta del organismo quien afirmó que “se requiere un aumento de los recursos y mejorar la gestión de los centros asistenciales.

A pesar que Chilevisión Noticias intentó obtener el testimonio del Ministerio de Salud, no estuvieron dispuestos para una entrevista.

Tags:

Deja tu comentario