{"multiple":false,"video":[]}

Pasaron tres años de investigación para que, finalmente, la defensa de los controladores de Penta, Julián López, llegara a un acuerdo de palabra con el fiscal Manuel Guerra para evitar un juicio oral y lograr que Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín cumplan su condena en libertad vigilada, además de una multa.

De esta manera, los investigados tendrían que pagar una pena remitida de cuatro años. Sin embargo, se le restarían los días que pasaron en prisión preventiva y con arresto domiciliario, quedando su condena en cerca de tres años y fracción.

Asimismo, el exsubsecretario de Minería, Pablo Wagner, recibirá dos años y la recalificación de delito de “cohecho por enriquecimiento ilícito”. Como consecuencia, quedaría inhabilitado de ejercer cargos públicos por tres años.

 

Tags:

Deja tu comentario