{"multiple":false,"video":{"key":"csg4kEspCpbgchvn36722","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El Gobierno estimó que unos 2 mil inmigrantes serán expulsados del país durante este año como parte de la política de “ordenar la casa”. Se trata de personas que están cumpliendo menas menores de 5 años en el país y también considera a aquellos que no hayan cumplido con su regularización de su situación antes del plazo final fijado para el 22 de julio.

Sobre esta situación, José Tomás Vicuña, director nacional del Servicio Jesuita Migrante, comentó en entrevista con Chilevisión Noticias AM que “debe haber una migración regulada acorde a lo contexto y de acuerdo con los derechos humanos, ya que se ha puesto a todos los inmigrantes en el mismo saco”, señaló.

Cabe señalar que 1.119.000 ciudadanos inmigrantes viven actualmente en Chile, de los cuales 300 mil se encuentran en una situación irregular.

Respecto a esta cifra, Vicuña fue claro al señalar que no existe certeza sobre la cifra y que “no es lo mismo alguien que cometió un homicidio que un niño o una niña en situación irregular”, dijo, agregando que “vamos a separar a esas familias como lo hizo Trump”.

“Asumir que quien no se inscribe en el proceso tiene antecedente penal es rechazar la presunción de defensa”, agregó sobre las circunstancias que mantienen a esta cifra indeterminada de migrantes irregulares en territorio nacional.

Por eso José Tomás Vicuña enfatizó en que las autoridades deben comprender que es necesario un análisis caso a caso y no tomar una medida generalizada.

“Hay algunos casos de familias haitianas que no hablan español. Por lo tanto, es necesario promover un proceso participativo”, señaló sobre la ausencia de información aún sobre los procesos para mantener la residencia definitiva o temporal en el país.

Tags:

Deja tu comentario