{"multiple":false,"video":{"key":"crWGzexql5Cichvn35395","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Tras su histórica cumbre y con el fin de avanzar en su reconciliación, las dos Coreas continuaron con la implementación de gestos como el cese de la guerra psicológica en la frontera o la unificación de su huso horario.

En medio de un ambiente de optimismo y mientras continúan los contactos diplomáticos de alto nivel, Seúl y Pyongyang comenzaron a poner en marcha pequeñas medidas que sin embargo tienen un enorme simbolismo.

Se trata de los primeros resultados de la cumbre celebrada el pasado viernes entre el presidente de Corea del Sur, Moon Jae in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en la que apostaron por la desnuclearización de la península y abrir una nueva era que ponga fin al estado de guerra entre ambos países.

Por su parte, la Asamblea Popular Suprema (Parlamento) de Corea del Norte aprobó la unificación de su huso horario con el Sur a partir del 5 de mayo para promover “la reconciliación y la unidad“.

El anuncio llega después de que el Gobierno de Seúl revelara la víspera que durante la cumbre del pasado viernes el líder norcoreano, Kim Jong-un, al que le entristecía la diferencia horaria, había tomado la decisión de retrasar 30 minutos los relojes para que las dos Corea volvieran a tener la misma hora.

 

Tags:

Deja tu comentario