Si estás en Internet, alguien te puede estar mirando o, más bien, seguramente estás siendo observado. Así de simple. Pese a que esto parece algo conocido, aun así asombra. En este caso hablamos de Facebook y Google, los que pueden saber qué usuarios están visitando un sitio porno, aunque sea en modo incógnito.

Así lo publicó The New York Times tras conocer los resultados de un estudio de investigadores de la Universidad de Carnegie Mellon y Pensilvania realizado en marzo de 2018.

Lee también: Germán Garmendia destacó entre las 25 figuras más influyentes de Internet según la revista Time

De acuerdo a lo que plantea el estudio, habilitar el modo incógnito, en el navegador que sea, no te asegura no ser observado, contrario a lo que se cree. Si bien las búsquedas no se almacenan en el historial ni en el dispositivo, los datos pueden ser enviados a otros sitios.

Además, reveló que solo un 17% de los sitios porno que analizaron estaban encriptados, por lo que interpretan que el resto es vulnerable a ser hackeados y obtener datos de los usuarios.

Privacidad pública

Para llegar a esta conclusión, analizaron 22.484 sitios web de pornografía con un sofware llamado webXray, el que permite procesar cuando se reciben solicitudes de datos por parte de terceros para escanear otros sitios.

De esta manera, pudieron afirmar que el 93% de los sitios de pornografía online están filtrando datos de sus usuarios a otros sitios con cookies de rastreo.

Entre los resultados que se arrojaron se encuentra que Google sigue la actividad del 74% de las web de pornografía, es decir 16.638 sitios. Por su parte, Facebook lo hace en un 10% del total, o sea 2.248 sitios.

Sin perfiles

Tanto Google como Facebook aseguraron, según lo publicado por TNYT, que los datos obtenidos no son usados para crear perfiles con el objetivo de venderlos a empresas de publicidad para ofrecer productos.

“No permitimos los anuncios de Google en sitios web con contenido para adultos y prohibimos la publicidad personalizada y la publicidad de las actividades sexuales o en línea de un usuario”, apuntaron desde el buscador.

Lee también: 223 buses y 32 estaciones de Metro: Los puntos del transporte público en Santiago donde hay WiFi

En tanto que desde la red social aseguraron que no permiten que sitios de contenido pornográfico tengan acceso a sus herramientas con fines comerciales.

Como comprar una polera

“La protección de estos datos es fundamental para la seguridad de sus visitantes. Y lo que hemos visto sugiere que esos sitios web y plataformas quizás no han pensado en esto como deberían”.

Esa es la alerta que establece Elena Maris, autora principal del estudio, para quien los sitios porno deben replantearse sus políticas de privacidad con sus usuarios.

“El hecho de que el mecanismo para el seguimiento en sitios para adultos sea tan similar a, por ejemplo, el comercio de retail en línea, debería ser una gran señal de alerta”, apunta la también investigadora en Microsoft.

Lo anterior, porque enfatiza en que no es lo mismo mirar un sitio porno que elegir una prenda de vestir a través de la web, ya que es mucho más personal.

Tags:

Deja tu comentario