{"multiple":false,"video":[]}

Este miércoles, el Parlamento de Suecia aprobó una ley que considerará como violación cualquier acto sexual sin consentimiento expreso.

La nueva norma, que entrará en vigor el 1 de julio, descarta el requisito de violencia, amenazas o aprovechamiento de la indefensión, para que un acto sea considerado violación.

De este modo, Suecia se suma a otros países europeos con legislaciones similares, como Gran Bretaña, Bélgica, Islandia y Alemania.

El consentimiento no deberá ser necesariamente verbal, sino que también puede producirse a través de gestos o “de alguna otra manera”, según la ley, que señala que, en caso de duda, el autor de los hechos deberá probar que la participación fue voluntaria.

La reforma legal implica además la creación de dos nuevos delitos, violación y ataque sexual por negligencia, con una pena máxima de cuatro años de prisión.

La condena mínima para violación grave y violación grave contra menores de 15 pasa de cuatro a cinco años, según la reforma legal, que incluye también una recomendación al próximo Gobierno -Suecia celebra legislativas en septiembre- para elevar de dos a tres años la pena mínima por violación en grado normal.

Amnistía Internacional (AI) señaló en un comunicado que la aprobación de la nueva ley supone “una enorme victoria” para los derechos de las activistas suecas.

“Este cambio legal convertirá a Suecia solo en el décimo país en Europa que reconoce que el sexo sin consentimiento es violación. La mayoría de países aún define la violación basándose en la fuerza física, la amenaza y la coerción”, dijo Anna Blus, experta en derechos humanos de esa ONG.

 

 

Tags:

Deja tu comentario