{"multiple":false,"video":[]}

Un hombre identificado como Sean Donis, arriesga hasta 15 años de cárcel por grabar a su esposa mientras le era infiel nada menos que con el jefe de esta.

Según informa el medio peruano Diario Correo, Sean se quedó en su casa cuidando a su hijo, mientras su esposa salió, supuestamente, a una fiesta con amigas. Fue ahí que se dio cuenta que la tables de su hijo no aparecía, por lo que activó el sistema de geolocalización para dar con el paradero.

Este estaba en el auto de su pareja, por lo que la siguió para pedírselo, sin embargo, al llegar al punto se percató que su esposa estaba en casa de un hombre teniendo relaciones sexuales.

Al instante se dio cuenta que era el jefe de ella, por lo que decidió grabar la escena. No obstante, y para rematar su mal momento, el jefe decidió demandarlo por invasión a la privacidad y robo, y ahora Sean arriesga hasta 15 años de presidio.

Tags:

Deja tu comentario