{"multiple":false,"video":{"key":"cr4NUt92ZLi2chvn31621","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Controversia se produjo en Rusia y el mundo producto de un joven al que han bautizado como el “Popeye ruso”.

El sujeto se inyectó aceite en sus brazos para poder aumentar el volumen de estos, en una idea que ha sido duramente cuestionada.

El protagonista de esta historia tiene 21 años y ha ido subiendo fotos y videos día a día donde da cuenta de cómo han quedado sus bíceps producto de la sustancia.

El caso hace recordar a Valdir Segato, un hombre brasilero que quería ser como Hulk.

Tags:

Deja tu comentario