{"multiple":false,"video":[]}

Nadie sabía qué era ni de dónde venía, cuál era su origen o su intención en el mundo. Se trata de un supuesto ser vivo que cabe en la palma de una mano, que tiene pelos en su lomo y su cabeza, y posee una especie de colmillos.

Las redes sociales ardieron creando un sinfín de especulaciones sobre qué era. En un principio se pensó que era de Malasia, que era mitad lobo y humano, o incluso que era un gato con forma humanoide.

El revuelo fue tanto que, hasta el jefe de policía de Pahang, tuvo que salir a desmentir que esto era real y que todo correspondía a un engaño de parte de un hombre experto en artesanía y que realizó una figura de silicona que tenía rostro y cuerpo de hombre lobo.

Tags:

Deja tu comentario