{"multiple":false,"video":[]}

El párroco de San Enrique de Purén, Carlos Aedo Méndez, fue suspendido del ejercicio público del sacerdocio, producto de denuncia formal por abuso sexual interpuesta el 7 de octubre pasado en la Vicaría Judicial del Obispado de Temuco, según informó radio BioBío

Si bien se mantiene en reserva la identidad del denunciante en el marco de la investigación en curso, trascendió que se trata de un hombre quien habría sido abusado sexualmente por el presbítero en un hecho ocurrido en la comuna de Galvarino hace 27 años, cuando la presunta víctima era menor de edad.

Una vez recibida la denuncia, el obispo de la Diócesis San José de Temuco, Héctor Vargas, aplicó lo dispuesto por la Conferencia Episcopal de Chile, estableciendo la suspensión.

No obstante, fue más allá, remitiendo los antecedentes a la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano, para que se analizara un levantamiento de la prescripción, dado el largo tiempo transcurrido desde el presunto hecho.

 

Tags:

Deja tu comentario