El Arzobispado de Santiago reaccionó a la entrevista que realizó el sacerdote Tito Rivera este miércoles en La Red, donde negó las acusaciones de abuso sexual en la Catedral de Santiago, asegurando que se trata de un montaje por parte de la presunta víctima con fines económicos.

A la vez, el presbítero señaló que “un 50% quizá más, un poco menos” de los sacerdotes de la Iglesia Católica “son homosexuales”.

En respuesta a esto, a través de un comunicado, el Arzobispado de Santiago señala que en la entrevista “se emitieron gravísimas afirmaciones en contra de víctimas de abusos, del ministerio sacerdotal y de los sacramentos del matrimonio y de la confesión, entre otras expresiones, que rechazamos tajantemente”.

Ante esto, informan que ha sido enviada a la Santa Sede la solicitud de dimisión del ministerio del presbítero, “sugiriendo al Santo Padre que se tramite con celeridad”. 

Tags:

Deja tu comentario