{"multiple":false,"video":{"key":"crUg8QsPiJgEchvn35046","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En la noche del viernes fuimos testigos del bombardeo en Siria realizado por Estados Unidos en alianza con Reino Unido y Francia, con el fin, según ellos, de derribar tres puntos específicos: dos “almacenes” de presuntas armas químicas y un centro de investigación.

Luego de este ataque, el presidente sirio Bashar al Asad se refirió al acontecimiento, condenando la agresión tripartita. Posterior a ello, se reunió con una delegación de parlamentarios rusos en Damasco, donde afirmó que ambos países, Siria y Rusia, están dando la misma batalla para proteger el derecho internacional.

Sumado a ello, afirmó que en este ataque no se respetó la soberanía de los estados.

Por otra parte, el presidente norteamericano, Donald Trump, dio a conocer que él tenía previsto un ataque de mayor envergadura contra Siria, pero cesó de los planes ya que quiso evitar una confrontación con Rusia.

Por último, el papa Francisco mostró su preocupación por el bombardeo, lamentando la incapacidad para lograr un acuerdo en pos de la justicia y la paz.

 

 

Tags:

Deja tu comentario