{"multiple":false,"video":{"key":"csdUu0nO53sEchvn36373","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, llegaron hoy a Singapur con grandes esperanzas para su cumbre de este martes, la primera de la historia entre los dirigentes de los dos países.

Kim fue el primero en aterrizar en la ciudad-estado asiática después de tener en vilo durante horas a los medios de comunicación, que trataban de averiguar en cuál de los tres aviones que despegaron desde Pyongyang viajaba el líder del hermético país.

“El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica”, dijo el líder norcoreano poco después de su llegada, al comienzo de una reunión con el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong.

Trump fue más escueto cuando llegó a Singapur a última hora de la tarde después de un largo viaje desde Canadá, y se limitó a asegurar que se sentía “muy bien” respecto a la cumbre antes de desplazarse a su hotel.

El líder supremo norcoreano viajó acompañado de Kim Yong-chol, considerado su mano derecha y vicepresidente del Partido de los Trabajadores; el ministro de Exteriores, Ri Yong-ho; el responsable de Exteriores del Partido, Ri Su-Yong, y su jefe de Gabinete, Kim Chang-son.

A Trump, por su parte, le acompañan el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que ha mantenido ya dos reuniones con Kim en Pyongyang; el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly; y el asesor de seguridad nacional del presidente, John Bolton, cuyas declaraciones sobre la cumbre han irritado a Corea del Norte.

Ambos líderes tienen casi todo un día libre por delante antes de la cumbre, prevista para las 09.00 del martes (01.00 GMT) en el exclusivo hotel Capella de Singapur.

No hay detalles sobre su agenda para este lunes más allá de la reunión prevista entre Trump y Lee, que abordarán los preparativos para la cumbre, cuyo objetivo es iniciar un proceso de desnuclearización en Corea del Norte.

 

Tags:

Deja tu comentario