{"multiple":false,"video":{"key":"crRWPlV9zCIUchvn34754","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Han pasado siete años de uno de los hechos policiales más recordados de la historia de nuestro país. Ítalo Nolli mató a dos detectives a sangre fría tras una persecución en el centro de Santiago, donde fue abatido por la policía.

Su nombre nuevamente está siendo noticia ya que fue revelada la ubicación de su tumba, en el Cementerio Católico, la que es visita en tours nocturnos paranormales.

“Los asesinos, los criminales, se convierten en santos de devoción”, afirmó Andrés Deramond, quien cada noche reúne a un grupo de personas que visitan las tumbas de famosos personajes.

“Cuenta una teoría que él pensó que lo iban a asaltar y que no eran detectives lo que los iban a controlar… es una teoría”, agregó Andrés, quien indicó que los asesinos son venerados y van a pedirles mandas.

Tags:

Deja tu comentario