{"multiple":false,"video":{"key":"cscbfbRE9wJWchvn36117","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Un dictamen en primera instancia obliga a la empresa Tur Bus a pagar más de 4 mil millones de pesos a los familiares de las víctimas y sobrevivientes de un accidente ocurrido en 2010 en la ruta 78 y que dejó una veintena de personas fallecidas.

En este fallo se indica que el accidente habría sido provocado por un desperfecto mecánico, situación que la empresa niega.

Ocho años después el 9° Juzgado Civil de Santiago condenó a la empresa al pago del monto como indemnización tras el hecho, fallo en primera instancia que responsabiliza a la empresa debido a una fisura en el parabrisas, el que habría caído sobre el conductor, obligándole a perder el control del bus.

Según expertos en transporte, esta situación tiene un solo nombre, mala mantención. “No hubo preocupación por revisar estos elementos. Quizá hubo exceso de confianza”, señaló Alejandro Leinz, Ingeniero en Mecánica de la UTEM.

A la falla en el parabrisas del vehículo se suma la fatiga de la rótula de dirección, lo que habría impedido al móvil mantener su curso.

A través de un comunicado Tur Bus insistió en que el accidente no se produjo debido a una falla mecánica, basándose en un informe de la Siat de Carabineros de 2011, por lo que es probable que apelen al dictamen.

Tags:

Deja tu comentario