Ha pasado casi una semana desde que se viralizó un registro captado en el restaurante La Piccola Italia, en su sucursal de Paine, donde se observa a uno de los trabajadores increpando a sus compañeros con insultos de grueso calibre.

Lee también: Piccola Italia desvinculó a trabajador tras agresión verbal a compañeros

Luego que se conociera el video, el protagonista del registro fue desvinculado de la empresa, la cual indicó que “reprochamos completamente este comportamiento verbal hacía nuestros empleados de esta forma”.

Este jueves, en conversación exclusiva con el matinal de Muy Buenos Días, David Plaza hizo su mea culpa. “Pido disculpas a mis ex patrones. Fue culpa mía no haberme controlado”, comenzó diciendo.

Acompañado de su esposa, que no quiso revelar su identidad, Tyson, como es conocido, relató los duros momentos que ha pasado tras la viralización del video. “Estoy muy arrepentido por mi familia. Les pido mil disculpas a quién se sintió pasado a llevar. Lo lamento por mis ex jefes y por mis ex trabajadores. Yo no soy de esa manera, de repente me ofusco, pero no siempre es así. Mi mamá está con depresión, me han funado por todos lados. Sé que cometí un error. Yo ya no doy más”, aseguró.

Lee también: Gerente de La Piccola Italia: “Todas las personas que tengan abuso de su poder las vamos a desvincular”

Entre lágrimas afirmó que “perdí 16 años de trabajo. Pensé que lo estaba haciendo bien pero no era así. No soy un jefe maltratador. Yo ayude a muchos. Yo tengo ese tono de voz y temperamento”.

“La gente que me conoce sabe que no soy así. Si me hubiera expresado de otra manera, esto no habría pasado (…) mi amor a la camiseta de la empresa me jugó chueco“, agregó.

La esposa de Tyson también contó lo que le ha tocado vivir estos días. “Me sentí acosada. Es terrible no poder mandar a mis hijos al colegio… él no es un hombre malo. Yo lo conocí así. Por algo hemos estado 15 años casados”, explicó.

Tyson pidió disculpas a todos los trabajadores de la cadena de restaurantes, que son más de mil trabajadores, ya que debido a esto se generó una gran reestructuración en la empresa, que podría derivar en varios despidos.

Al finalizar, afirmó que con su familia están prácticamente encerrados en la casa. “No podemos salir. Veo a mis hijos que no pueden ir al colegio, ya no doy más. Tengo una angustia tremenda, no sé qué hacer”, contó.

Tags:

Deja tu comentario