{"multiple":false,"video":[]}

Un terrible hecho quedó al descubierto en la localidad de Gizzeria en Italia, luego que la policía encontrara a una mujer que estuvo en cautiverio durante 10 años, soportando vejámenes sexuales y condiciones inhumanas de vida.

La joven, una rumana que había llegado a Italia a los 19 años, fue la protagonista de una década de agresiones, luego que Aloisio Francesco Rosario Giordano, de 52 años, forzara a la joven a transformarse en su esclava sexual.

La víctima llegó a Italia cuando tenía 19 años para trabajar al cuidado de la ex mujer de su agresor, la que, tras morir, dejó sola a la joven con el sujeto quien aprovechó para violentarla.

Según medios internacionales como The Sun, la mujer hoy de 29 años, fue encontrada en un sótano sucio, sin agua potable y sin luz. El baño no era más que una cubeta, además de la presencia de dos niños, uno de 9 y otro de 3 años, quienes fueron el producto de la relación forzada.

El lamentable hecho quedó en evidencia, luego que el acusado fuera sorprendido junto al niño más grande en su camioneta por la policía, quienes se vieron intrigados, ya que el menor lucía extremadamente sucio y vistiendo con ropas haraposas.

Las víctimas fueron puestas de inmediato bajo un programa de ayuda, mientras que el agresor fue capturado y se encuentra a la espera para enfrentarse a un tribunal.

 

Tags:

Deja tu comentario