{"multiple":false,"video":[]}

Un fuerte operativo de seguridad, integrado por 300 policías y 100 efectivos sanitarios, comenzó desde el 8 de enero en la frontera entre Argentina y Chile de cara al desplazamiento de miles de argentinos a Chile para presenciar la visita de Francisco entre el 15 a 18 de enero.

Según informó el Gobierno de la limítrofe provincia de Mendoza en un comunicado, los equipos desplegados trabajan en “garantizar el flujo vehicular y evitar accidentes” en los cruces Los Libertadores y Paso Pehuenche.

Según el subsecretario de Relaciones Institucionales de Mendoza, Néstor Majul, este operativo tiene el objetivo de dar una respuesta coordinada ante un siniestro vial, reducir los tiempos de espera de los viajantes, garantizar el flujo vehicular y evitar accidentes.

La circulación en los dos cruces es por tandas de viajeros y cada grupo puede ser comprendido por hasta 250 autos y 25 autobuses con postas de estacionamiento que son paradas obligatorias para esperar avanzar. En estas, que son siete por cruce, hay puestos sanitarios.

Cada uno de ellos cuenta con cuatro baños químicos y centros de hidratación.

Además, se prevé que para fechas mas cercanas a la llegada del pontífice cada puesto sanitario también tenga un toldo para proteger del sol a los viajeros. EFE

Tags:

Deja tu comentario