El ingreso ilegal de extranjeros al país ha ido en aumento en los últimos años. Entre 2015 y 2018 las denuncias se cuadruplicaron y durante el primer semestre de este año, la cifra alcanzó un récord histórico.

Según cifras entregadas por la PDI a El Mercurio, hasta junio de 2019 se registraban 4.225 denuncias de ingresos por pasos no habilitados, lo que equivale a casi el 70% del total de los casos de 2018, cuando se contabilizó un total de 6.310 denuncias.

Lee también: Tramitación de solicitudes de refugio en Chile está demorando entre tres o cuatro años

La lista de las personas denunciadas es liderada por venezolanos (1.536 casos), seguidos de cubanos (928), dominicanos (831), bolivianos (442), colombianos (230) y otras nacionalidades (288), de acuerdo a los registros de la Jefatura Nacional de Migraciones y Policía Internacional.

Con ello, los ciudadanos provenientes de Venezuela lideran la lista de indocumentados en el país, pese a que nunca habían aparecido entre las primeras cinco nacionalidades de personas denunciadas.

No obstante, estas cifras corresponden al periodo anterior al 22 de junio, fecha en que se comenzaron a exigir mayores requisitos para el ingreso de venezolanos al país. Por esa razón, los expertos señalan que el número de ciudadanos ilegales crezca en los próximos meses.

“De la noche a la mañana implementaron una ley que dejó a la deriva a muchos transeúntes que ya venían en camino”, explica a El Mercurio Enrique Gómez, presidente de la Organización de Refugiados de Chile.

Según esta corporación, actualmente atienden más de 10 casos a la semana, de los cuales la mitad se trata de personas que entraron por rutas clandestinas. “Tenemos una familia, con hijos de dos y cuatro años, que ingresaron por pasos no habilitados”, ejemplifica Gómez.

Lee también: Ingreso de venezolanos a Chile cayó de 850 a 60 personas diarias tras entrada en vigencia de visa consular

Precisamente, desde el Servicio Jesuita de Migrantes (SJM) atribuyen este fenómeno al aumento de las restricciones migratorias para algunos migrantes, como es el caso de las visas consulares para Cuba, República Dominicana, Haití y ahora Venezuela.

“Considerando que los desplazamientos forzados son muy difíciles de detener, se puede ver que al hallar mayores restricciones, riesgos de minas antipersonales, abusos de narcotraficantes y de morir por bajas temperaturas en ciertos pasos, las personas van buscando otras rutas”, dijo Pablo Ramacciotti del SJM.

Enfrentar la migración con los países de origen

Alejandro Guillier, senador por la región de Antofagasta, afirma que es necesario tomar medidas concretas ante el explosivo de personas que buscan entrar al país. También señaló que la contingencia debería enfrentarse con los mismos países de origen de los migrantes.

“Además, tenemos mafias operando en la frontera para el ingreso ilegal de gente que postula para ingresar y la PDI rechaza. Son bandas que hay que desbaratar”, afirmó.

Imagen referencial (Agencia UNO)

Por su parte, el senador por Arica, José Durana (UDI), afirmó el ingreso ilegal de personas se vincula al debilitamiento del Plan Frontera Norte, impulsado por Piñera durante su primer gobierno.

“Este plan, si bien no tiene como objeto controlar los pasos migratorios, sí lo tenía para el contrabando y narcotráfico. Este debilitamiento de una u otra manera vulneró nuestras fronteras”, afirmó al matutino.

Lee también: Chile pidió a Grupo de Lima contribuir para enfrentar el proceso de inmigración venezolana

Tags:

Deja tu comentario