{"multiple":false,"video":{"key":"crMzM70nM5Cachvn34005","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Las altas temperaturas registradas en Santiago durante este verano que termina fueron la tónica para quienes se quedaron en la capital.

Pero a pesar de la alta sensación térmica de calor, este año la temperatura máxima marcó un grado menos en comparación con el 2017, un dato imperceptible para la ciudadanía, debido a los 29,8 grados promedio que se esperaban para esta época.

Por eso la Dirección Meteorológica de Chile indicó cuáles fueron las causas de este verano menos caluroso, cuya media alcanzó los 31,2 grados, a diferencia de los 32,2 que los termómetros registraron durante el bimestre enero febrero del año pasado.

Eduardo Sáez, meteorólogo de Chilevisión Noticias, explicó que “el verano pasado fue el más caluroso desde que hay registro. Por lo tanto, no había cómo superarlo, ya que no había situaciones particulares que hicieran de este verano uno muy caluroso”, agregando que las olas de calor que tuvimos marcaron el aumento de la temperatura.

Otros antecedentes que explican este aumento del calor en los últimos años son la presencia de incendios forestales y el fenómeno del fenómeno de la niña, que según Eduardo Sáez que “corresponde al enfriamiento del mar en la zona ecuatorial del Océano Pacífico Central”, explicó.

Sin embargo, los expertos señalan que el fenómeno está en retirada y pronostican que este invierno 2018 contará con escazas lluvias para gran parte de la zona centro sur del país.

Tags:

Deja tu comentario