{"multiple":false,"video":{"key":"crTfOAh4yyPgchvn34909","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Han pasado 10 años desde la tragedia aérea de Peñalolén, cuando una avioneta de instrucción de Carabineros se estrelló en el Estadio Municipal de la comuna, causando la muerte de 13 personas.

Las víctimas demandaron al Estado en 2009 por daños y perjuicios y aún no hay un fallo judicial definitivo, una espera indígnate según los sobrevivientes del accidente.

El hecho producido el 27 de febrero de 2008 y aún no hay justicia, según señala Pablo Zúñiga, quien dice haber quedado marcada físicamente para toda la vida.

“Me quemé las piernas, lo brazos, la cara, a los 24 años quedé marcada para el resto de la vida. No se puede cerrar el círculo, es algo que siempre está dando vueltas en mi cabeza”, dice una de las afectadas que estuvo 4 meses hospitalizada y dos años de tratamiento.

Según relata, su recuperación solo alcanzó a durar 25 sesiones y luego debió suspender el tratamiento, ya que no podía costearlo. Por eso la esperanza en la demanda civil y recibir una indemnización era el sueño de Pabla y otras víctimas, que no han podido completar su rehabilitación.

Según una investigación de la DGAC, el accidente tuvo su origen en fallas mecánicas y humanas, sin que hasta ahora haya un pronunciamiento por las víctimas de esta tragedia.

Tags:

Deja tu comentario