{"multiple":false,"video":{"key":"crW39YNUtoTKchvn35367","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Este domingo el Papa Francisco, como de costumbre, rezó el Ángelus en uno de los balcones del Vaticano, entregando así su bendición a todos los fieles apostados en la plaza San Pedro. Sin embargo, gran revuelo causó la presencia de los tres querellantes de Karadima en una azotea cercana a dicho balcón.

La reunión de estos tres chilenos con el Papa ha estado bajo interés mundial, más aún con esta aparición inédita durante la misa. La prensa mundial ha destacado que el sumo pontífice no ha tenido un gesto similar con ninguna de sus visitas.

Cabe señalar que el viernes fue José Andrés Murillo el primero en reunirse con el Papa, mientras que el sábado fue el turno de James Hamilton. Pero es este domingo que Juan Carlos Cruz tiene su conversación privada con Francisco, causando expectación por el cierre de este proceso.

El próximo lunes los tres querellantes esperan reunirse en conjunto con el Pontífice, y así entregarles un documento que exprese por escrito las peticiones que hacen por la ‘crisis’ que vive la iglesia católica en Chile, sobre todo considerando los múltiples casos de pedofilia denunciados.

 

 

Tags:

Deja tu comentario