{"multiple":false,"video":{"key":"crWFbSHP45gMchvn35392","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Tras la invitación hecha por el Papa Francisco al Vaticano a las tres víctimas del ex párroco Fernando Karadima, ahora el Santo Padre se reunió con los tres en conjunto, en una jornada considerada preponderante, debido a la gravedad de los hechos dados a conocer por los tres denunciantes en este caso.

El encuentro se llevó a cabo en la Casa Santa Marta, ubicada en Roma, la que duró aproximadamente dos horas el último tras las reuniones por separado que sostuvo con James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz.

Este encuentro ha sido interpretado en el mundo entero como un gesto importante respecto a la nueva señal que el pontífice quiere dar en relación con abusos sexuales dentro del clero.

Al respecto, el sacerdote jesuita Marcelo Gide señaló que “lo que representan estas tres personas no es solo un abuso sexual, sino también un abuso de autoridad grave del cual ellos también fueron víctimas.

“Lo que el Papa está tratando de erradicar de la Iglesia es el autoritarismo”, dijo el sacerdote, quien destacó que “lo que está en juego es un estilo nuevo”, refiriéndose a las modificaciones que el Papa se encuentra haciendo.

 

Tags:

Deja tu comentario