{"multiple":false,"video":[]}

Un insólito accidente ocurrió en Virginia, Estados Unidos, luego que una persecución policial terminara de una inesperada forma.

Un conductor en estado de ebriedad, que era perseguido por la policía, decidió bajarse del automóvil que manejaba para escapar, sin embargo, no puso el freno de mando y se atropelló.

El accidente fue captado por las cámaras de la policía de la ciudad de Fairfax.

Nuestros oficiales intentaron detener a un hombre. Salió a toda velocidad, luego salió de su automóvil para escapar, pero se olvidó de poner freno de mano. ¡Oops!. Fue atropellado por su propio coche. (El sospechoso) está bien físicamente, pero está acusado de conducir en estado de embriaguez, y de una larga lista de otros cargos“, escribieron en la cuenta de Facebook de la policía.

Tags:

Deja tu comentario