Los fallos del juez de la localidad de Providence, en Rhode Island, Frank Caprio, suelen llamar la atención en EE.UU. por ser considerados como sensibles y más humanos. Incluso son registrados para la televisión en un programa llamado Caught in Providence.

Sin embargo, durante las últimas horas, su nombre salió al resto del mundo al rechazar un caso que ha conmovido y, al mismo tiempo, abrió un debate en redes sociales.

Se trata de la historia de un hombre de 96 años que fue citado al tribunal de la mencionada ciudad por manejar a exceso de velocidad. Todo fue filmado en un video que ya suma más de 29 millones de reproducciones sólo en Twitter.

Usted está acusado de conducir demasiado rápido por una zona escolar“, le dice el juez al hombre identificado solo por su apellido, Coella.

Lee también: Cuentas de luz tendrán alza de tarifas por segunda vez en el año

Ante esto, el hombre le respondió que “no conduzco rápido, señor juez. Tengo 96 años, sólo conduzco lentamente y cuando tengo la obligación de hacerlo”.

Y a continuación detalló que en la ocasión que se le reporta, él “sólo estaba llevan unos exámenes de sangre para mi hijo. Él es una persona con discapacidad”. Junto a lo anterior, detalló que su hijo tiene 63 años y “tengo que llevarlo cada dos semanas porque tiene cáncer”.

Sorprendido por la historia que estaba contando, Caprio no le contestó en los termino que un juez normalmente se expresa y lo felicitó por su esfuerzo, indicando que “usted es una buena persona. Tiene 90 años y se preocupa por su familia”. Momento en que Coella evidentemente se conmovió.

Junto a esto, el juez bromeó apuntando que “¿usted ve a ese joven de ahí? Es mi hijo. Él me está mirando como diciendo ‘papá, cuando tú tengas 90 años, tú vas a conducir por mí’. Usted está siendo un mal ejemplo para mi hijo”.

Lee también: Así funciona DiDi, el “Uber chino” que llegó al país para competir entre las aplicaciones de transporte

Está poniendo mucha presión sobre mí“, añadió, desatando las carcajadas de la audiencia.

Es ahí cuando comenta que “le deseo lo mejor a usted y le deseo buena salud a su hijo. Su caso ha sido rechazado”.

Si bien en redes sociales los comentarios fueron principalmente celebrando la actitud y palabras del juez, también se abrió un debate sobre la decisión de dejar pasar que una persona de 96 años conduzca a exceso de velocidad y con el agravante de que lo hizo en una zona donde había un colegio, poniendo en posible peligro a niños y niñas que transitaban por el lugar.

Por ejemplo, un usuario puntualiza que Caprio no analiza lo peligroso que es que haya ido a exceso de velocidad una persona que por su edad puede estar perdiendo capacidad de reacción, o si el policía estaba equivocado en su medición o que el mismo Coella desconozca que iba a alta velocidad. Pero lo que es cierto, es que el caso ha conmovido a miles de personas y el video ha desatado diversos comentarios.

Tags:

Deja tu comentario