Navegar por Internet sin tener los antivirus necesarios es un riesgo inminente, donde el robo de datos personales, bancarios y hasta de archivos es una posibilidad cierta. Pero hay veces que, incluso, no basta con estar protegidos con la defensa virtual más sofisticada del mercado, ya que aún con eso, los ladrones de datos se las arreglan para espiar y obtener información.

En las últimas horas se ha conocido de manera pública (ya había sido identificado en mayo) la existencia de un malware, llamado Varenyky, que graba cuando el internauta se mete a navegar por sitios pornográficos.

Este actúa de la siguiente forma: Se infiltra en los dispositivos como un bot que envía spam con un archivo adjunto malicioso que dice ser la boleta o factura de un servicio. Pero, cuando el usuario intenta abrirlo, el spyware se comunica con un servidor que, sin que la persona se de cuenta, toma control del equipo.

Lee también: Sitios porno filtran datos de usuarios a terceros (aunque usen el modo incógnito)

De esta manera roba contraseñas y accede a las cuentas personales de la víctima.

No obstante, el malware está configurado para grabar cada vez que el usuario ingresa en una página web con contenido para adultos.

Eset es el nombre de la compañía de ciberseguridad encargada de publicar y difundir esta información. Desde esta explican que, en los casos analizados, sólo se vio que Varensky grabó la pantalla del dispositivo y no desde la cámara, aunque de todos modos, este programa permitiría hacerlo.

Posteriormente a la grabación, quienes diseñaron el virus se contactan con el usuario y lo chantejean pidiéndole dinero a cambio de que no den conocer el registro. Dinámica que se conoce como “sextorsión”.

Tags:

Deja tu comentario