{"multiple":false,"video":{"key":"crTBStcSg8pCchvn34979","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Mediante una carta el Papa Francisco reconoció que cometió grandes equivocaciones en el caso del obispo Juan Barros, por las denuncias de encubrimientos por parte de las víctimas de Karadima. Jorge Mario Bergoglio pidió perdón por ello e, incluso, citó a los obispos a Roma para resolver esta situación.

Juan Carlos Claret, voceros de los laicos de Osorno, se refirió a esta situación. “Demuestra que hay un cambio de actitud hacia nosotros (…) también amplió el espectro para sancionar, ya no es el abuso manifestado sexualmente, sino que también el abuso de poder y manipulación de conciencia”, afirmó.

Se igual forma, criticó que el Papa en la carta haya hablado de “pecado cuando son delitos”. Además, agregó su molestia por las sanciones ya que “no hubo una resolución firme, respecto a la situación de Osorno, se decide prolongar la agonía un mes y medio más”.

Todo hace prever que la suerte del obispo Juan Barros está echada”, además recalcó que se deben hacer cambios institucionales “justicia, pero sobre todo también en la reparación”.

Tags:

Deja tu comentario