{"multiple":false,"video":{"key":"crYwwYBAGTyechvn35622","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Tras dos siglos sin registrar una actividad importante, el volcán Osorno despertó. El aumento de la actividad sísmica en torno al masivo ha obligado a las autoridades a decretar alerta amarilla, reforzando el plan de protección civil que algunos habitantes de la zona en peligro acusan desconocer.

“El aumento de la sismicidad, los tipos de sismo y la profundidad indican que era recomendable cambiar de un nivel de estado normal verde a amarillo”, destacó el sismólogo de Sernageomin Paul Duhart.

La medida pretende disminuir los riegos a os que se suman pobladores de zonas como La Ensenada, Petrohué y Cascadas que, sumado a los sismos, podrían ser alcanzados por un aluvión de hielo, nieve y lava, según explicó Ángelo Castruccio, del Departamento de Geología de la Universidad de Chile.

“Producto de las emisiones del volcán a alta temperatura, derretirían el hielo y la nieve y se pueden formar aluviones que bajan por las quebradas del volcán”, explicó el experto en relación al peor escenario que se podría enfrentar.

 

Tags:

Deja tu comentario