La presentación de Bad Bunny encabezó la última noche del Festival de Viña 2019. Por poco más de una hora y media, el artista trap hizo bailar a toda la Quinta Vergara sin excepción.

Prueba de lo anterior fue el prendido baile que protagonizó un vendedor de bebidas en medio del público. Ni siquiera una bandeja repleta de vasos de líquido impidió que este fanático se moviera al ritmo del Conejo Malo.

Lee también: “Hazme un little bunny”: Los carteles con los que le declararon su amor a Bad Bunny en Viña

La corta secuencia no pasó desapercibida en redes sociales, donde se comentó la simpatía del perreo: 

Tags:

Deja tu comentario