Foto: Agencia Uno

Pedro Ruminot fue el encargado del humor en la última jornada del Festival de Viña del Mar 2020 de este viernes y en su segundo paso por la Quinta Vergara el humorista tuvo una noche triunfal en la que se llevó todos los aplausos y galardones.

El show abordó temáticas como la identidad de los chilenos, sus experiencias familiares, crítica social y cómo fue ser joven en los años ’90 en el país, anécdotas que contó con gracia y que generaron gran recepción del público.

La presentación estuvo llena de sorpresas, como la presencia del ex futbolista Marcelo Barticciotto, quien apareció en el escenario mientras Ruminot cantaba el tema Ya nada es importante de Keko Yunge, que fue popularizada precisamente por el deportista cuando se presentó en el festival, y ambos la interpretaron juntos.

Lee también: “Necesitamos escuchar al pueblo”: El mensaje sobre el estallido social que lanzó Ozuna en Viña 2020

No fue la única: en el bis, Ruminot comparó la música que bailaban en los ’90 en contraste con la que actualmente se escucha en distintas fiestas y recordó a la agrupación argentina El Símbolo.

Lo que nadie esperaba fue la aparición del vocalista, Frank Madero, sobre el escenario para interpretar clásicos de la época, como No te preocupes y Levantando las manos, que hicieron bailar y corear al público e incluso a los animadores.

Antes de retirarse, el humorista dedicó las gaviotas de plata y oro a “toda la gente que ha estado luchando todo estos meses en la calle”.

“Y a una persona que yo sé que le encanta la comedia, que yo sé que está escuchando esta rutina, porque no la puede ver: Gustavo Gatica, para ti estas Gaviotas”, agregó el humorista. “(A) Fabiola Campillay, ‘el Neco (Jorge Mora)’ y todos los que han caído luchando por un Chile más justo“, cerró.

Tags:

Deja tu comentario