{"multiple":false,"video":[]}

Aplausos en la web sacó este piloto de una enorme nave en Finlandia que ejecutó la maniobra con la cual se sube al barco en pleno movimiento.

Está todo calculado, pero aún así un error podría terminar en tragedia.

Con la ayuda de un asistente, primero se desliza un puente hasta el espacio de hielo roto que queda tras el avance del buque.

Luego, el piloto se para justo frente a la grieta y, con calma, espera la única escalera para subir. No hay tiempo para dudas.

Un breve paso en el momento justo y misión cumplida.

Notables imágenes que fueron captadas en la costa de la localidad de Hailuoto, donde la temperatura rara vez supera los 10° en esta época.

Deja tu comentario