{"multiple":false,"video":[]}

Este grupo de rusos enfrentaba la compleja misión de descargar un tubo de cemento desde un camión. Parece sencillo.

Sin embargo, al poco andar se dieron cuenta de que no tenían los implementos necesarios para bajar el material de construcción.

¿Qué hicieron? Lo menos recomendable: improvisar.

Pusieron dos tubos en la parte trasera del camión esperando que el tubo se deslizara suavemente hasta llegar al suelo. Pero las risas de quien grababa anticipó lo que iba a pasar. 

Lógicamente, el peso del concreto fue tal que la rampa pobremente colocada cedió. El tubo terminó destruído y todo el esfuerzo quedó en nada. 

 

  • ¿Qué tan pesado?

 

Los tubos de cemento comprimido como este son frecuemente utilizados en alcantarillados y pozos. 

Dependiendo de su diámetro y grosor, pueden fácilemente pesar sobre los 500 kg., en el caso de uno cuyas paredes tengan 800 mm. 

Para pensarlo dos veces antes de improvisar una rampa.

Tags:

Deja tu comentario