No pasó en una película, sino en Japón. Una pareja de ancianos de la localidad de Shintomi ha dado la vuelta al mundo gracias a internet.

Kuroki es un hombre que lleva 63 años casado con su esposa, quien hace años perdió la vista a causa de la diabetes, por lo cual hoy es completamente ciega.

Lee también: Quieres saber si tienes algún monto sin cobrar en tu AFP: Acá de enseñamos cómo

Al no poder ver, Kuroki sorprendió a la mujer plantándole cientos de flores en su jardín para hacerla sentir feliz.

La pareja contrajo matrimonio en 1956, por lo que Kuroki puedo darse cuenta fácilmente del estado depresivo en el que su esposa se sumió tras quedar ciega.

Las flores hacen que su sufrimiento se olvide a ratos al salir de su casa y poder oler la gran cantidad de flores que Kuroki se ha dedicado a plantar para ella.

Te puede interesar: Estudio sostiene que ríos de Argentina tienen Viagra en sus aguas

La especie que el hombre cultivó se llama Shibazakura. La planta de una bella flor de color rosado con un gran aroma y esto le sirvió al señor Kuroki para cumplir una meta: su esposa comenzó a salir de casa otra vez.

El jardín de la amorosa pareja se convirtió además en un atractivo turístico para la región.

Tags:

Deja tu comentario