El medio británico Unilad reveló la historia de Barbara Luna Sipos, una joven húngara de 22 años que se ha realizado múltiples cirugías estéticas para quedar igual a Barbie, la reconocida muñeca.

Según contó, se gastó casi $80 millones de pesos en estos procedimientos, los cuales, en su mayoría, se habría hecho cargo su ex esposo.

Se aumentó los senos, se hizo dos rinoplastias, se redujo el mentón y la mandíbula en línea en V, se operó la frente, le levantó las cejas y los labios, para después rellenar estos últimos, se levantó los glúteos y se operó su vagina.

Lee también: Esta es la youtuber chilena que viajó a Corea para operarse y quedar igualita a Barbie

Contó que trabajó como asistente de agente inmobiliario, pero que “todos mis jefes, e incluso los clientes, trataron de ser sexuales conmigo a pesar de que nunca me vestí como una tonta. Fue mi aura y carisma lo que enloqueció a los hombres”, aseguró.

“Me di cuenta de que este tipo de trabajo no era para mí, porque vivo en una sociedad en la que una mujer muy atractiva no tiene muchas opciones para mantener su trabajo u obtener una posición más alta sin dar sexo a los hombres, lo que no quería”, agregó.

Lee también: Detienen a ladrona serial que robaba bancos para hacerse cirugías

Además, señaló que “todavía vivimos en una sociedad patriarcal, nos guste o no. Estoy totalmente a favor del feminismo, pero las chicas muy femeninas como yo no deberían tener que tratar con hombres en el lugar de trabajo. Los hombres son impulsados ​​por su sexualidad y es difícil para ellos estar cerca de una chica sexy”.

Es por esto que Barbara ahora se dedica a sus redes sociales, donde se dedica a modelar ropa interior. “El aspecto de muñeca de plástico bimbo no significa que seamos menos inteligentes y deseo mostrarle al mundo que no soy ingenua o tonta”, finalizó.

Tags:

Deja tu comentario