Es bastante normal escuchar la palabra “provecho” cuando estás comiendo, sin embargo, aquellas personas que la usan (aunque sea con la mejor de sus intenciones) están equivocados.

Según las reglas de etiqueta, esta expresión se considera todo lo contrario: sería una frase de mala educación, ya que se refiere al eructo que hace un bebé luego de haber amamantado, el cual en muchas ocasiones viene acompañado de un pequeño reflujo.

Lee también: ¿Quién es la protagonista detrás del meme del momento?

Ésto último debido a las palmaditas que dan las madres a los lactantes para evitar que se hinchen y se libren de los gases. Esto deja en evidencia que se estaría usando mal la frase.

En resumen, provecho significa “eructar en la mesa”, lo cual es visto como un acto de muy mala educación en las culturas occidentales. Sin embargo, esta regla se ha impuesto alrededor del mundo, volviéndose casi un hábito.

Lee también: El ingenioso meme con que Antonia Larraín convierte humor gordofóbico en mensaje empoderador

Eso sí, en algunos países como China, levantarse de la mesa sin haber eructado es sinónimo de que la comida no fue del todo placentero para el comensal.

Para quienes desean ser “educados y corteses”, siguiendo las reglas de etiqueta, se recomienda usar la frase “buen apetito” (o bon appétit). Esta expresión se estaría usando de la forma correcta, ya que el apetito es “un impulso intenso de satisfacer la necesidad de comer”.

Tags:

Deja tu comentario