{"multiple":false,"video":[]}

Un grupo de jóvenes se encontraba jugando un partido de baby futbol, cuando de pronto un abuelo de avanzada a edad se para a un costado de la cancha. Los jóvenes lo invitan al partido, en donde su lentitud hace que todos se burlen de él.

De un momento a otro, este particular jugador comienza a correr y hacer unos regates casi imposibles. La gente que se encontraba en las galerías de la cancha comenzó a aplaudir a este abuelo, que hicieras lo que hicieras, no podías quitarle el balón.

Al final de este video, se muestra que esto se trata para una campaña publicitaria para una marca mexicana. Ese particular abuelo se llama Séan Garnier, un joven que ha recorrido el mundo haciendo freestyle con el balón y para este comercial, utilizó este disfraz.

Deja tu comentario