{"multiple":false,"video":{"key":"co7KlyRzqeBkchvn6840","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El video se ha propagado rápidamente en las redes sociales debido al ritmo que logra este ingenioso padre cada vez que golpea la espalda de su pequeño hijo.

Aunque no se trata de un maltrato, sino de un juego, algunos usuarios de la web han criticado la acción.

Los sonidos son similares a los de una batería electrónica, los que son acompañados por las constantes risas del menor.

Deja tu comentario