{"multiple":false,"video":[]}

La policía Olga Peck de Houston Estados Unidos, recibió un llamado de urgencia para que acudiera hasta una casa que se estaba incendiando. La mujer concurrió de inmediato, ya que se trataba de la casa de un amigo.

Estando ya en el lugar, de pronto se abre el portón del garaje y sale un bombero. Se trataba de su novio Jesse González, quien había inventado todo esto, sólo para pedirle matrimonio a su novia. Con la ayuda del Departamento de Policía de Houston y el cuerpo de Bomberos, este hombre pudo realizarle esta particular pedida de mano.

Para la mujer fue toda una sorpresa, ya que el Bombero apareció de la nada y entre medio del humo que salía de la casa. Además, Jesse estaba con el casco por lo que la policía no lo reconoció hasta que este se arrodilló frente a ella.

Deja tu comentario