Protagonizó uno de los videos más vistos y conocidos que han pasado por YouTube, pero ya no estará más en la plataforma.

Hablamos de Laina Morris, la joven que se volvió viral por el video en el que miraba directamente a la cámara, con sus grandes ojos y sonrisa inquietante.

Sin embargo, en su más reciente video, la joven sinceró que “terminé con una verdadera depresión profunda“.

Morris, o más específicamente su rostro, se convirtió en un meme de Internet, el que es usado para acompañar comentarios sobre estereotipos de personas maniáticas o controladoras.

El video que la lanzó a la fama lo subió a YouTube en 2012, en el marco de un concurso de Justin Bieber, donde ella parodiaba a una novia celosa.

Fama que disfrutó por siete años, creando un canal de YouTube que registra millones de visitas y hasta teniendo presencia en diversos programas de televisión. Eso, hasta que publicó el que dijo sería su último video que llamó “Breaking up with you…tube” (“Terminando con You…Tube”).

“Lo mantenía como un profundo secreto, sentía vergüenza y culpa por estar estresada y abrumada en un mundo y con un trabajo y oportunidades que eran tan grandiosas que no podía entender por qué no podía manejarlas”, comentó la joven de ahora 28 años que también sinceró que desde 2018 se encuentra con tratamiento psicológico por depresión.

“Sorpresivamente, tomar esa medicación fue muy, muy difícil“, reconoce, y agrega que “me costó aceptar el hecho de que necesitaba ayuda con mi salud mental“.

Lee también: “Evangelion”: Por qué todos volvimos a hablar del dilema del erizo y la depresión de Shinji Ikari

En el mismo video, Laina, suma imágenes y videos de las que dice sentirse “avergonzada” y de las que “se supone que ustedes nunca verían esto“.

“Pero al final, el mensaje que quiero darles con estos videos es más importante que evitarme la vergüenza“, explica, en referencia a episodios de su vida en la que se le ve llorando y desahogándose.

Eso sí, aclara que la depresión es uno de los motivos más importantes por los que deja YouTube, pero no el único. “He crecido, la vida ha cambiado y mis prioridades han cambiado“, añade.

Honestamente, mi relación con YouTube comenzó a volverse más negativa que positiva“, resume Laina.

Finalmente, dice que “quiero animar a cualquier persona que esté viendo esto, que se esté sintiendo realmente mal y sienta que está teniendo problemas de depresión y ansiedad, o cualquier otra enfermedad mental, a que por favor busque ayuda“.

Tags:

Deja tu comentario