Tiene 17 años y ya es toda una celebridad en redes sociales. Hablamos de Ignacia Hernández, quien es más conocida como Ignacia Antonia en Tik Tok e Instagram, y entre ambas tiene más de 8 millones de seguidores.

La popularidad de la chilena ha crecido como la espuma aunque sin proponérselo. Todo partió cuando compartió videos bajo el desafío #BombaChallenge, en el que bailaba moviendo las caderas.

Lee también: “Toy Story 4” rompe récords: Superó a “Avengers: Endgame” como la película más vista de todos los tiempos en Chile

Simplemente causó un furor sólo igualado cuando comenzó subir sus “belly dance”, donde se ganó una legión de seguidores atentos a sus pasos.

“Para mi ni siquiera era tema hablar de fama o seguidores. Yo lo partí haciendo porque entre mi curso y la gente de mi edad estas aplicaciones se estaban empezando a usar, entonces yo era una más de las que quería hacer los videos y ocupar la aplicación”, comentó a Bío Bío Chile.

Y sus números simplemente se dispararon cuando el cantante colombiano Kevin Roldán compartió el baile que hizo con una de sus canciones. Pero la adolescente se lo toma con calma, ya que sostuvo que “para mi y para el resto del mundo, los famosos son los que salen en la tele, cantantes, actores, actrices. Nunca pensé ‘oh, me haré conocida por las redes sociales'”.

Sin embargo, lo haya querido o no, lo cierto es que ahora es observada por mucha gente de Chile y otros países de Latinoamérica, aunque le cueste dimensionarlo.

Lee también: Las críticas que generó el posible cambio de lugar de la próxima Feria del Libro de Santiago

Un ejemplo de ello es lo que vivió en Perú, cuando quiso armar una junta con sus seguidores el mismo día de Club Media Fest (evento que reúne a youtubers e instagramers reconocidos en todo el mundo). Ella pensó que no llegaría nadie o muy poca gente, pero, para su sorpresa, todo se descontroló.

Pensé que no iba a llegar nadie, porque comencé a promocionar la junta como una semana antes o quizás menos, y aparte ese día estaba el Club Media Fest donde estaban los youtubers más top de Latinoamérica, así que pensé que ‘¿quién iba a querer verme a mi si estaban los más top en este festival?’”, comentó.

Y, contra todo su pronóstico, “¡quedó la embarrada! Fue demasiada, demasiada, demasiada gente, de hecho no alcancé a sacarme fotos con todos. Llegó la policía y me sacaron. Terminé en la comisaría dando declaración, todo muy loco”, relató.

Aunque no todo ha sido alegrías. La fama, y la exposición que viene con ella, le ha traído un par de malos ratos, especialmente siendo una adolescente de 17 años.

Lee también: “Quiere más, odia menos”: La celebración de Valentina Sampaio al ser la primera modelo trans de Victoria’s Secret

Durante el verano de este año, Ignacia Antonia compartió por error la dirección donde vive en una de sus publicaciones en Tik Tok.

“Esa vez, una niña trajo a todo su curso y yo no estaba. Mi mamá les dijo eso y quisieron entrar a la casa a sacarse fotos. Eso fue un poco desubicado. Pero uno cuando es chico quiere conocer a sus ídolos, así que puedo entenderlas”, contó a LUN.

Si bien a la joven no le sucedió nada, quien tuvo que hacerse cargo fue su madre, quien comentó que “venir a la casa fue mucho. Yo entiendo que la quieran, pero una vez me hicieron un cuestionario completo preguntando dónde estaba y a qué hora llegaba”.

En tanto que otro momento en que Hernández siente el peso de su exposición fue cuando seguidores le hacen sentir que todo lo que hace es parte de su vida pública.

Alguna gente se siente con el derecho de querer opinar sobre todo lo que tú haces y quieren saber todo lo que haces. Algunos creen que ellos tienen el derecho de saber todo lo que haces y no puedes tener una vida privada”, comentó al respecto.

En la misma línea añadió que “eso es lo peor porque al final, independiente de que si puedas estar en la tele o en un deporte, o cualquier cosa que tiene una vida pública, uno puede decir y dar a conocer lo que uno quiera, pero también hay cosas que son para uno y son privadas”.

La joven, que aún no sale del colegio, dijo que cuando termine con cuarto medio pretende tomar clases de baile, manejo audiovisual y locución. “Y después el siguiente año entrar a estudiar, estoy viendo si periodismo o ingeniería comercial”, añadió.

Pero eso es en el futuro, porque hace tan solo unos meses, específicamente en mayo, lanzó su libro Atrévete a Soñar, el que escribió como diario de vida y narra desde que empezó a subir sus videos, lo que sentía ella y su familia y cómo todo se fue acomodando en su vida. Incluso, dijo que tenía ganas de sacar una segunda parte.

Tags:

Deja tu comentario